Ir al contenido principal

Destacados

Todo Todo

Autor: Nicola Yoon
Editorial: Ediciones SM
Año de Publicación: 2015
Páginas: 320
Libro Auto-Conclusivo

Sinopsis: Todo todo es una novela sobre la emoción y la angustia que supone abrir nuestro corazón a otra persona, sobre esa sensación tan única que nos hace sentir mariposas en el estómago y sobre las locuras que cualquiera de nosotros podría cometer... por amor.

Madeline Whittier es alérgica al mundo exterior. Tan alérgica, de hecho, que no ha salido de su casa en 17 años. Aún así, su vida transcurre feliz y tranquila hasta que el chico de ojos azules como el Atlántico se muda a la casa de al lado. El flechazo surge por mensajería instantánea y va creciendo y complicándose a través de un sinfín de conversaciones, anhelos, viñetas, sensaciones, ilustraciones, sueños...
Y es que resulta difícil volver a la rutina de siempre con todos los ruidos que llegan de fuera. De repente, Maddy es consciente del cotilleo de los pájaros y de los rayos de sol que se cuelan por sus contraventanas. Y cuanto…

Sueños de Dioses y Monstruos


Titulo Original: Dreams of Gods & Monsters
Autor: Laini Taylor
Editorial: Alfaguara
Año de Publicación: 2014
Publicación en Español: 2014
Páginas: 616
Saga: Hija de Humo y Hueso (Libro 3 de 3) 

Sinopsis: Un enemigo común. Una causa común. Karou y Akiva ya saben que están vivos. pero Karou aún no está preparada para perdonar.


Y ahora, mediante un terrible engaño, Karou ha tomado el control sobre la rebelión quimérica y el futuro de su raza depende de ella, si es que aún queda futuro para las quimeras en Eretz, una tierra devastada por la guerra.

Cuando el brutal ejército de serafines de Jael penetra en el mundo humano, lo impensable se convierte en esencial: Karou y Akiva tendrán que unir sus ejércitos para luchar contra un enemigo común.

Esta unión de ambos ejércitos es una versión alterada de su antiguo sueño, donde ángeles y quimeras conviven juntos, en paz. Donde hay esperanza para su imperdonable amor entre ángel y demonio.
Pero sobre Eretz se ciernen mayores amenazas que Jael. Una cruel reina va a la caza de Akiva y en los cielos está ocurriendo algo. Gigantescas manchas se extienden como moratones de un lado a otro del horizonte. Los cazadores alados de tormentas se congregan como si hubiesen sido convocados, volando en círculos sin cesar, y un profundo sentido de injusticia impregna el mundo. ¿Qué clase de poder puede herir el cielo?

Desde las calles de Roma hasta las cuevas de los Kirins, humanos, quimeras y serafines lucharán, amarán y morirán en un teatro épico que trascenderá el bien y el mal, la amistad y el odio.
Y, más allá de las fronteras del espacio y el tiempo, ¿qué sueñan dioses y monstruos? ¿Y acaso alguna otra cosa importa?

Mi opinión (Sin spoilers): En esta tercera y última entrega de la saga Hija de Humo y Hueso, la autora sorprende con nuevos personajes y con ingeniosas soluciones a los problemas que se presentan a través de este último libro.
Karou después de “Días de Sangre y Resplandor” a tomado el “mando” del ejercito de quimeras, pero ahora el objetivo de su guerra ha cambiado y tendrán que unir fuerza con el ejercito de Ilegítimos liderado por Akiva para enfrentarse a Jael, que ahora tiene nuevos planes que incluyen el mundo de los humanos y especialmente sus armas de destrucción masiva.
A pesar de que quería mucho mas de Akiva y Karou y de que me parecieron innecesarias las últimas complicaciones de la historia, debo decir que quede muy satisfecha con el final y que igualmente me llena de tristeza cerrar un mundo tan maravilloso como el que ha creado Laini Taylor.
Viví muchas emociones a través de la lectura de este libro, me reí mucho con las ocurrencias de Zuzana (mi personaje super favorito de todos los tiempos), sufrí mucho con las perdidas y los sacrificios de la guerra, pero también me llene de amor con los romances que nacen y se consolidan en esta historia.
Hija de Humo y Hueso es sin lugar a dudas, una saga que se quedará en mi corazón y en mi memoria, con personajes tan auténticos y mundos tan maravillosos que me convencieron de su existencia, de la existencia de Eretz.

Comentarios